Cabeceras de extensión. IPv6.

Las cabeceras de extensión en IPv6 aportan funcionalidad, confidencialidad e integridad al protocolo, pero antes de pasar a ver que tipos de cabeceras hay y que hacen exactamente, vamos a resumir el contenido de una cabecera IPv6 como tal. En la imagen inferior vemos una cabecera IPv4 y una IPv6:

encabezados2
Imagen 1. Cabecera IPv4 e IPv6.

Sigue leyendo “Cabeceras de extensión. IPv6.”

Direccionamiento IPv6 básico

ipv6-02.png
Imagen. Ejemplo IPv6

Como la mayoría ya sabréis, IPv6 se crea por el agotamiento de direcciones IPv4 que se prevee ya desde el ‘boom’ del Internet; se hace referencia a él por primera vez en un RFC desde 1995, concretamente en el 1883 (RFC 1883), hoy día ya obsoleto, reemplazado por el 2460 (RFC 2460). IPv6 además de solventar el problema de falta de direcciones IP, con 340 sextillones de direcciones disponibles,  implementa muchísimas mejoras, sobre todo gracias a las Cabeceras de Extensión. En IPv4 teníamos 4 octetos, es decir 4 grupos de 8 bits, con 3 dígitos decimales por grupo (o-255) , para formar una dirección decimal punteada (192.168.123.100), en IPv6 pasamos a tener 128 bits, con 8 hextetos, es decir, 8 grupos hexadecimales, cada grupo hexadecimal con la posibilidad de 4 dígitos hexadecimales (0-FFFF), lo que es lo mismo 16 dígitos binarios ( con  la siguiente forma: 2001:0DB8:ACAD:CAFE:0000:0000:0000:0001). Como veis,

Sigue leyendo “Direccionamiento IPv6 básico”